Proceso por incautación auto-cultivo cannabis medicinal

por | Ago 19, 2020

Jamás olvidaré aquél 16 de junio de 2014, como tantas cosas que han marcado mi vida. Volvía de recorrer 400 Km. Ese día me levante a las 04:00 am y llegue a casa sobre las 22:00 h. Había sido una jornada dura e intensa. Venía de cumplir un sueño, de alcanzar una meta que me devolvía a la vida. Ese día gané mi primer Trofeo Autonómico de «Slot» en la categoría Super NGT Clasicos, del Trofeo del Juguete en la ciudad de Ibi.

Para mi el «Slot», lo que conocemos generalmente por su marca comercial Scalextric, no solo era un hobby, sino que era mi motivación para superar la desesperada situación que etaba atravesando. Era lo único que me hacía olvidar mi dolor, mi desgracia y mis problemas. Preparar mis cohces, entrenar y salir el fin de semana a competir unas horas me mantenía activo. Hacía que mis ejercicios de rehabilitación se convirtieran en mi entrenamiento para poder soportar los largos viajes y jornadas.

Llegué con la energía justa a casa. Descargue mis emociones con mi hermando Carlos, que convivía conmigo por aquel entonces ayudándome en mi día a día. Cené, tome mi medicación, fume mi cigarro de cannabis y me desplomé en la cama sobre las 23:30